miércoles, 24 de abril de 2013

La encina de los enamorados de Ambite

La encina milenaria símbolo del pueblo de Ambite, fue plantada quizá cuando esas tierras del Tajuña era patrimonio de los moros. Antes de levantarse el actual palacio, había otro caserón , cuyo dueño tuvo que abandonar a su mujer,para luchar con el enemigo musulmán, porque llegó la guerra. La mujer salía todas las tardes para llorar en la encina que estaba junto a su casa, de tantos lloros y lloros la encina dio bellotas amargas donde lloraba la doncella y dulces en el resto. Cuenta la leyenda que todos lo que celebraban su boda su matrimonio iban a esa encina, y tomaban una bellota del suelo, si era dulce su vida iba a ser feliz , pero si era amarga inundaba de tristeza a los recién casados .     
                           Andrea Muñoz Rodríguez de 3ºA     

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada